Un centro que sabe hacer bien las cosas

La crisis trajo consigo un montón de desastres de los cuales casi todavía no nos hemos podido recuperar, todos recordamos las noticias ¿verdad? Aquellas que nos enseñaban la más cruda realidad, aquellas en las que podíamos ser testigos de la cantidad de desahucios que se producían cada día, gente que salía de sus casas a la fuerza con una mano delante y la otra detrás, gente que venía de una buena posición económica y que el desastre financiero que vivíamos los llevó a la más absoluta ruina. Las aguas con el tiempo volvieron a su cauce, es verdad que no podemos decir que tiramos cohetes, pero esas malas noticias no se suceden un día sí y al otro también, y aunque hay muchas personas que viven por debajo del umbral de la pobreza, podemos decir que cada quien va sacando el cuello como puede, gracias también a muchas empresas que luchan por conseguirlo a diario, poniendo precios muy buenos con los que poder responder.

El caso de muchas familias que no han podido hacer frente a los gastos que conlleva la escolarización de sus hijos tampoco es para obviarlo, muchos han sido los niños que no han podido acudir al colegio con lo esencial en cuanto a material escolar se refiere, muchos que no han podido llevar de manera digna ropa limpia cada día, y eso permitidme que os lo diga ablanda a cualquier corazón bueno. Tanto es así que hay centros como por ejemplo el nuestro que tuvo hace tiempo una buena iniciativa con el fin de que todos los niños pudieran estudiar de una manera digna, comprometiéndose con los padres a que sus hijos dispondrían de todo lo necesario para poder estudiar, tanto es así que lo que hicieron fue comprar material escolar al por mayor les salía mucho más barato y daban cabida a todos los niños, una iniciativa bonita en la que muchos padres fueron participes colaborando económicamente en la compra de todo ello.

Es lo bueno de comprar al por mayor, que se pueden encontrar precios muy buenos, pensemos que para un colegio se necesita mucha variedad ya que son muchas las asignaturas a las que se les debe hacer frente, así estamos tranquilos sabiendo que ningún niño acude al colegio sin lo necesario, intentando que no sepan que la crisis aún sigue dando sus últimos coletazos.