La reinvención de la prostitución con el coronavirus

En tiempos de la primera pandemia de la época contemporánea, uno se puede llegar preguntaría que ha pasado con algunos de los trabajos no regulado gubernamentalmente, como, por ejemplo, la prostitución.

Pues la profesión más vieja del mundo ha tenido que ir adaptándose y a continuación te contaremos que ha sido de la prostitución con el coronavirus.

Trabajos sexuales desde casa

Por muy raro que pueda que parecer, la comunidad de las trabajadoras sexuales no parado de practicar su labor, pero como estamos en una pandemia y las restricciones sanitarias son claras con que nadie puede salir de casa, ¿cómo se da la prostitución, si es un trabajo presencial?

En siglos pasados esto sería un jaque mate para las prostitutas, pero gracias a que vivimos en el siglo XXI, esto no es ningún problema gracias a que tenemos internet.

Por ejemplo, en España, las prostitutas, para no entrar en problemas con las autoridades y mantener las medidas sanitarias, algunas prostitutas decidieron empezar a usar la táctica conocida como sex cam o la línea caliente (llamadas telefónicas eróticas).

El Sex cam, la nueva modalidad de la prostitución

Lo que quiere indicar este término es una video llamada usando medio con WhatsApp o Skype, para mostrar actos sexuales como la masturbación con juguetes.

Sin embargo, siempre pueden usarse otras aplicaciones, ya que lo importante es el audio y el video. La más usada es Skype, ya que tiene plataforma de pago.

¿Cuánta gana una prostituta online?

En España esto puede oscilar entre 15, 20, ó 30 euros depende de la prostituta, del tiempo de la sesión y de lo que se le pida hacer a la trabajadora sexual.

Problemas de la prostitución con la pandemia

La Prostitución con el coronavirus ha generado mucha de polémica por los locales de dudosa reputación que dicen vender, supuestamente, relaciones sexuales en sitos seguros y establecen falsos lugares donde practicar la prostitución, cuando se supone que un estornudo de alguien infectado todos en ese local van a correr el riesgo contagiarse.

Como habrás podido notar, aunque la prostitución se ha ido adaptando a la situación global y a las nuevas tecnologías, debes tener presente de que por más putas de Bilbao que desees para tener sexo presencial, es un riesgo.

Por eso, te recomendamos que te adaptes al sex cam o a cualquiera de sus variaciones en tanto pasa el coronavirus. Y sí ya has practicado este tipo de sexo, no olvides dejarnos en los comentarios tu opinión.