La instalación de las Redes de seguridad tipo S

Es importante señalar que la instalación de las Redes de seguridad tipo S deben ajustarse a la normativa legal que las rige, ya que este sistema de seguridad, en primer lugar, deberá estar sujetas con cuerdas de amarrado con puntos de amarre que resistan  la carga particular.

En Segundo lugar, los referidos puntos  de amarre deberán ubicarse a una distancia menor a los  2,5 metros, además, este tipo de red se instala para las estructuras diversas (madera, metálica, puentes, prefabricados, entre otros).

El proceso de instalación se hace por fase, el cual explicaremos  a continuación.

Proceso de instalación

El proceso de instalación de las redes de seguridad tipo S, se da por fase, donde la primera fase, se debe comenzar por extender las redes, luego efectuar el cosido con una cuerda de unión, para este cosido, lo más aconsejable es hacerlo por separado en cada cuadro de malla con una separación de 100 milímetros.

Una vez que se haya terminado con este proceso, deben ajustarse las redes atravesando las cuerdas de amarre por cada una de las mallas, asimismo, se procede a amarrarse cada uno de los extremos de las redes a través de las cuerdas perimetrales.

Luego, el resto de la red se recoge u se enrolla y se ata a las cuerdas, esto facilitará su manipulación, ya que si no el trabajo con la red se dificultará.

Para el elevado de la red, los trabajadores se ubicarán  en equipos auxiliares, como por ejemplo, plataformas, desde donde amarrarán los paños de la red ajustándolos a la cuerda perimetral  desde los puntos que anticipadamente se han preparado.

Para realizar esta operación se debe tomar en consideración las siguientes recomendaciones:

Los puntos de amarre no deben exceder una separación de los 2,5 metros.

Asimismo, de impedirse que se formen hoyos en la cuerda perimetral, para evitarlo, es necesario cerciorarse que la cuerda esté completamente adherida a los elementos estructurales.

Es importante que la red quede completamente rígida y plana, ya que este es el método que permite asegurar que la red cumple con la función propuesta, la cual es precisamente de evitar las caídas de los trabajadores, así como la protección de los elementos estructurales que admitan el tránsito de las personas.

Este proceso debe tomarse en consideración al momento de poner en funcionamiento la Red de seguridad tipo S, donde su función es evitar posibles caídas y los peligros que las mismas acarrean.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *