GESTIÓN SALARIAL: ALGUNOS OBJETIVOS CLAVES A CONSIDERAR PARA GARANTIZAR UNA MEJOR ADMINISTRACIÓN.

Una buena administración de los recursos que fluyen en una compañía es sinónimo de organización y disciplina, y puede ayudar a ejecutar con mayor eficiencia los objetivos, tanto personales de cada colaborador como los de la empresa en general. Es fundamental que exista una gestión salarial que se encargue de analizar, interpretar y dar un uso funcional a los recursos.

Ahora bien, el principal objetivo de la gestión salarial está enfocado en conseguir personal cualificado, recursos humanos que, de acuerdo a su preparación y responsabilidad asignada, se les retribuya de la mejor manera. Es importante realizar siempre un estudio de mercado, a fin de conocer con exactitud cuáles son las ofertas que se escuchan en el mundo empresarial y cuál de ellas se pueden adoptar y mejorar en la compañía, sin desviar ni descontrolar los ingresos. Asimismo, otro de los objetivos de la gestión salarial es precisamente general un ambiente de equidad, interno y externo. Esto se traduce en que el pago o remuneración que percibe cada colaborador en nuestra compañía debe mantenerlo motivado y permitirle, en igual proporción, que éste logre alcanzar los objetivos que se plantea como individuo, sin descuidar sus obligaciones. Nunca se deben desmejorar las condiciones de trabajo de un recurso humano.

 

Del punto anterior surge otro objetivo de la gestión salarial y es generar confianza y fidelidad a los empleados, a fin de retener y afianzar una nómina sólida. No sólo se trata de un buen pago; deben tomarse en cuenta varios aspectos como el puesto de trabajo, las responsabilidades asumidas, estar al pendiente de las necesidades del empleado más allá de una simple relación de trabajo, etcétera. El resultado de esta gestión es que los bienes y servicios que ofrezca la empresa se ejecutarán con mayor eficacia, pues cada uno está consciente de su papel trascendental dentro de la organización.

 

No se puede dejar de mencionar uno de los objetivos más lógicos de la gestión salarial, y es cumplir y estar al día con las normativas legales que regulan y establecen los salarios en cada país. Esto implica conocer y respetar los acuerdos que se llevan a cabo a nivel sindical y profesional. El monto de remuneración siempre debe ubicarse igual o mayor al monto que se establece como mínimo en las diferentes regiones. La idea es mantener un equilibrio entre los intereses de cada persona que conforma la organización.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *