¿Por qué comprar un aparato de presoterapia?

¿Tienes tu propio centro de estética? Y ¿quieres mejorarla? Pero ¿no se te ocurre cómo? Nosotros te tenemos la solución perfecta: adquiere un aparato de presoterapia. No sólo tu clientela aumentará, sino que saldrá totalmente satisfecha ¡Descubre con nosotros por qué!

4 motivos por los que deberías comprar un aparato de presoterapia.

#1 es muy versátil.

Una de las razones por las que deberías adquirir este equipo para tu centro de estética es que es muy versátil, con él podrás realizar sesiones sólo con presoterapia o podrás combinarle con otros tratamientos.

Un ejemplo claro es cuando tratamos la celulitis, donde es necesario activar el sistema linfático para accionar la circulación sanguínea y aumentar la reabsorción de líquidos, así que puedes combinar este tratamiento con presoterapia y darle firmeza y brillo a la piel que estás tratando.

#2 los resultados son casi inmediatos.

Con la presoterapia tus clientes podrán ver resultados desde la primera sesión a la que acudan, en especial si tiene que ver con tratamientos cómo la retención de líquidos o las piernas pesadas.

Esto no sólo se traduce en un cliente satisfecho, sino en publicidad gratuita. La persona que recibe el tratamiento queda tan complacida que lo recomienda y así aumentará tu flujo de clientes.

#3 Optimiza tu tiempo.

Adquirir un aparato de presoterapia te asegura optimizar el tiempo de tus trabajadores y de los clientes, ya que, al realizar drenaje linfático mecánico, con un equipo de presoterapia, no se necesita la intervención de una esteticista en la habitación durante todo el tiempo que dure.

Esto implica que dicha esteticista podrá realizar cualquier otro tratamiento mientras que tus clientes disfrutan de los suyos. Menos tiempo y más ganancias.

4# Es indudablemente rentable.

Un aparato de presoterapia también incluye la posibilidad de realizar termoterapia y electroestimulación, lo que significa que no se queda anclado en un área y puede trabajar en diferentes tratamientos a la vez.

Esto hará que no sólo tengas variedad de terapias que ofrecer en tu centro de estética, sino que tus ganancias aumenten considerablemente gracias a la compra de un solo equipo. Increíble ¿no?

Así que, como verás, comprar este aparato no es sólo un capricho, es una decisión que puede cambiar y catapultar tu centro de estética. Será una inversión que recuperarás y de la que nunca te arrepentirás.

Por eso, si quieres saber más acerca de esta clase de equipos y de cómo sacarle el máximo provecho, entra en Avanxel y descubre todo lo que tenemos para ofrecerte. Con nuestros consejos, tu centro de estética definitivamente triunfará.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *